Los problemas más urgentes de la sociedad venezolana fueron debatidos en el seminario Somos Guaicaipuro

dscf6188

El segundo seminario Somos Guaicaipuro abrió las puertas del Salón de Usos Múltiples del ayuntamiento para debatir los problemas más urgentes de la realidad venezolana, este tema fue profundizado por los tres ponentes que encabezaron la conversa.

Mario Sanoja fue el encargado de abrir la discusión y este enfatizó que durante el siglo XIX y buena parte del XX en Venezuela no existía ninguna política social que dejara algún beneficio al pueblo, por lo que en el año 1830 la población no llegaba ni a un millón de habitantes, debido a las carencias que pasaban las personas, “cuando alguien se enfermaba tenía dos opciones, se salvaba o moría, porque no tenían ningún recurso para ir al médico”.

Explicó que en aquellos tiempos la burguesía era netamente agropecuaria ya que estaban apoderados de los campos y de lo que en ellos se cosechaba, y que esta tuvo una transformación a burguesía comerciante con el descubrimiento del petróleo.

“Se dedicaron a comparar cosas y a venderlas mucho más caras de lo que realmente eran y por muchos años el país dependió de ellos, por eso se creen indispensables para que este país funcione; pero el pueblo ya despertó”.

Destacó que actualmente la guerra económica está dirigida a la mujer porque este es un pilar fundamental de las bases sociales que lideran el proceso revolucionario “ellos no solo son capaces de dejarnos sin alimentos, sino que se enfocan en la mujer, por esta ser indispensable en este proceso de transformación, atacando la cotidianidad de la vida familiar”.

Por su parte Karen Silva agregó que “esta guerra saca a las personas de su día a día, porque así es más fácil manipular y engañar, y eso es lo que ellos hacen; ¿cuándo las personas están agobiadas de estar en las colas llegan a sus hogares y que hacen? ver televisión y allí siguen recibiendo incalculables mensajes en los que reflejan que todo eso es culpa del gobierno y quien no está realmente claro de la situación lo cree o por lo menos le dejan la duda sembrada”.

Manifestó que además la guerra económica busca desgarrar los vínculos de la nueva construcción social “a ellos lo que les importa es que las personas continúen apostando al individualismo, que no piensen en el camarada que está a su lado, ni cuáles son sus necesidades, simplemente no les conviene que exista la camaradería entre nosotros porque así es más fácil lograr su objetivo”.

Iraida Vargas destacó que desde su punto de vista los problemas más relevantes del acontecer nacional son: revisar la historia de la revolución “a través de esto aportar elementos para un debate crítico y autocrítico, eso sí permeado de ética revolucionaria”.

“Otro punto clave es reforzar las defensas ideológicas del pueblo para tener argumentos con los que podamos enfrentar a los de afuera y sentirnos orgullosos de este proceso; otros factores que debemos fortalecer es la lucha política, la construcción del poder popular y resolver la guerra ideológica”, aseguró.

Recalcó que solamente reforzando todos esos puntos, la sociedad venezolana volverá a tomar el rumbo indicado para consolidar la Revolución Bolivariana.

La participante María Moreira, expresó que, “debemos afianzar la revolución ideológica y transmitirla a nuestros hijos, porque ellos son el futuro y si no les dejamos esa ideología bien clara estaremos mal”./HA

dscf6205

dscf6192

Fotos: Angela Ramírez

Autor entrada: Henny Argueta