Gobernación de Miranda no tiene un plan para disminuir la violencia

SONY DSC

ESPECIAL.- Como un desplante calificó el alcalde del Municipio Bolivariano Guaicaipuro la ausencia del gobernador de Miranda y la mayoría de los alcaldes opositores de la entidad en la reunión del Consejo Estadal de Planificación y Coordinación de Políticas Públicas (CEPLACOPP) convocada el pasado viernes para presentar el Plan de Seguridad del Estado Miranda.

“Asistimos el viernes a una reunión extraordinaria del CEPLACOPP que solicitamos los alcaldes bolivarianos del estado Miranda para la presentación del Plan de Seguridad del Estado Miranda por parte del gobernador, y adicionalmente verificar el estatus de las obras aprobadas en esa instancia el año anterior.

El objetivo era discutir un plan de seguridad en el cual todos podamos aportar, como establecen las competencias de cada nivel de gobierno, se invitó al viceministro del Sistema Integrado de Policía, Giuseppe Cacioppo, así como a la viceministra de Asuntos Penitenciarios, para articular a todos los niveles y consolidar la propuesta.

La primera sorpresa es que el gobernador no asistió a la reunión, la segunda sorpresa es que tampoco asistieron la mayoría de los alcaldes de oposición, sólo estuvieron presentes los alcaldes de El Hatillo y Los Salias. Esto en particular llama la atención porque hace dos semanas este grupo de alcaldes hizo un evento para discutir sobre la seguridad, junto a otros alcaldes opositores del país, y realizaron un sinfín de declaraciones a los medios, pero cuando tocaba sentarse a aportar no lo hicieron.

Eso genera desaliento, porque era la oportunidad de discutir en conjunto con todos los actores involucrados en el tema de la seguridad, no lo hacen. Es una falta de respeto y un desconocimiento de los demás alcaldes, una actitud que deja mucho que desear”.

-¿Se presentó algún vocero de la Gobernación? ¿Hubo alguna propuesta del ejecutivo regional?

– No se presentó un plan. Lo que se presentó fue un resumen de las acciones que venía haciendo la policía. Por supuesto no se aprobó esa especie de papel de trabajo, que no tenía objetivos, ni metas, ni los recursos de equipamiento, talento humano, infraestructura necesaria para su ejecución, ni un cronograma. Tampoco en ese papel de trabajo se caracterizó la incidencia delictiva en la entidad, como corresponde hacer para tener un plan serio.

Sin embargo Polimiranda publica en la prensa estadísticas con frecuencia…

-Una cosa es la reseña de las acciones de la policía y otra es el estudio científico de la incidencia delictiva para elaborar planes de seguridad. La conclusión que podemos sacar es que la gobernación no tiene una política para disminuir la violencia.

Por ejemplo en la cantidad de funcionarios, que no es el único elemento para combatir y prevenir el delito, el pie de fuerza policial de PoliMiranda pasó de 2600 en el 2008 a 1500 en la actualidad, según sus propias cifras, pero no hay una política de captación, entrenamiento, formación. Eso contrasta con los recursos que ha recibido el ejecutivo regional para fortalecer su cuerpo de policía, por distintas vías.

Eso sin hablar del tema de la coordinación, que por lo que hemos podido constatar es prácticamente inexistente. Aunque en el municipio Guaicaipuro hemos logrado establecer una articulación con los funcionarios destacados aquí, a quienes apoyamos y respetamos.

-¿Qué propuestas están haciendo los alcaldes bolivarianos?

– Primero que se creara un plan de crecimiento de la policía regional. Un plan concreto, donde se establezcan metas de cuantos funcionarios se van a incorporar, en cuanto tiempo, cómo se van a captar, cómo se van a formar, para que realmente se fortalezca y no para que vaya hacia su desaparición, como parece ser la tendencia actual.

Como segunda propuesta la obligatoriedad de que la gobernación se incorpore a las políticas de seguridad establecidas por el MPPRIJP, que es el órgano rector de la materia en todo el país, como es la Gran Misión A Toda Vida Venezuela, que es el marco de acción de cual se desprenden distintas estrategias como el patrullaje inteligente, por mencionar alguna.

En tercer lugar, la necesidad de adecuar la Policía de Miranda a los estándares establecidos a nivel nacional, en materia de homologación y ajustes salariales, así como establecer un plan de mantenimiento de la flota automotora. También se propuso que Polimiranda establezca una Policía Comunal y que refuerce la seguridad en los planteles. En total fueron 10 propuestas que se aprobaron en la reunión del CEPLACOPP, incluyendo una que hizo el alcalde de El Hatillo sobre la incorporación de la GNB al patrullaje en las zonas rurales.

Garcés hizo énfasis en que el bloque de alcaldes bolivarianos de Miranda continuará insistiendo en la necesidad de elaborar y ejecutar planes conjuntos para disminuir la violencia en Miranda.

“El estado Miranda hace 6 años estaba en el lugar 14 entre los estados con más violencia, hoy está entre los 3 primeros. Por ello lo importante es el trabajo en conjunto para superar esta situación, y esa es la voluntad del bloque de alcaldes bolivarianos de Miranda.

Es conocido por la población que el accionar de la Policía de Miranda ha venido disminuyendo de manera acelerada, y si a eso le sumas la falta de planes, de coordinación en materia de seguridad, hay una situación que exige del gobernador poner empeño y voluntad, más allá de la retórica, las declaraciones y de los tuits.

Hace un año el Presidente Nicolás Maduro llamó a unas mesas de trabajo a las que acudimos todos los alcaldes y el gobernador. Allí se distribuyeron tareas, pero ese esfuerzo se vio frustrado por las guarimbas. Nosotros hemos retomado ese esfuerzo, pero no hemos visto reciprocidad por parte del gobernador, que tiene una alta responsabilidad en materia de seguridad”.

EN GUAICAIPURO HAY UN PLAN DE SEGURIDAD

-Coincide su posición de exigir planes concretos en materia de seguridad al gobernador con denuncias sobre deficiencias en Poliguaicaipuro…

-En nuestro municipio sí hay planes de seguridad. Ante el Consejo Local de Planificación presentamos nuestra propuesta, que tiene recursos asignados del 18% del presupuesto municipal, donde establecemos una estrategia de crecimiento de nuestra policía, que pasó en el 2014 de 110 a 220 funcionarios, en el 2015 prevemos alcanzar unos 300 funcionarios y para el 2016 serán 380, para finalizar en el año 2017 con más de 400 funcionarios.

Eso pasa por la homologación y ascensos de nuestros funcionarios, que ya se realizó, un convenio con la UNES para la formación de nuevos funcionarios, y un proceso de captación público y transparente. Este año está prevista la construcción de una nueva sede para Poliguaicaipuro, el mejoramiento de los salarios, la dotación de uniformes, y el equipamiento de nuestra policía.

Las estrategias de coordinación que hemos establecido con los demás cuerpos de seguridad, incluso con el Poder Ciudadano, Judicial y el Ministerio Público, como los bloques de búsqueda, Patrullaje Inteligente y más recientemente los operativos de Convivencia Ciudadana, viene dando resultados en el combate y prevención del delito.

Nuestra policía tiene que mejorar, y nuestras acciones también. Pero aquí tenemos un plan de trabajo, para ser revisado, discutido, fortalecido y criticado.

Autor entrada: Prensa Alcaldía