El desabastecimiento como arma política de la derecha se debatió en el Seminario Somos Guaicaipuro

dscf6598

“La guerra económica debe ser entendida como lo que es, una guerra y cuyo propósito es imponer las peores condiciones para acelerar la privatización de la riqueza, concentrándola en unos pocos”, indicó Luis Salas ex ministro de economía, durante la tercera edición del Seminario Somos Guaicaipuro donde se debatió sobre el desabastecimiento como arma política de la derecha.

Aseguró que a la gente de la clase alta le desagrada tener que mezclarse con quienes pertenecen a las clases más bajas, “a ellos no le molesta que tienen que hacer una cola ni donde tienen que hacer, sino con quien tienen que compartirla. Por eso es que la igualación que ha defendido e impulsado el Gobierno Bolivariano ha generado tanto ruido”.

Según el informe sobre índices económicos del año 2015 publicado por el Banco Central de Venezuela, existe un acaparamiento de 87 por cierto en el país. Por lo que en el Salón de Usos Múltiples de la Alcaldía los miembros de las organizaciones del Poder Popular, trabajadores del ente gubernamental y especialistas como el ex ministro de economía Luis Salas y analista económico Luis Enrique Gavazut, se dieron cita para disertar sobre los factores que son usados como una estrategia para crear caos en Venezuela.

En Venezuela la población ha agrupado los principales problemas que aquejan a la nación en una triada en la que convergen el desabastecimiento, la especulación y el acaparamiento.

El desabastecimiento ha sido usado como arma política de la derecha para deslegitimar el proceso bolivariano y generar un clima de ingobernabilidad en el país desde la época del paro petrolero, pero desde el fallecimiento del líder de la Revolución Bolivariana han profundizado esta estrategia de confrontación contra el gobierno.

El ex ministro de economía aseveró que la situación que se vive actualmente en el país, más allá de la ferocidad de la derecha y el imperialismo internacional con su propósito de acabar con el Gobierno Bolivariano, “se ha complicado debido a que existe una profunda debilidad para enfrentar el problema, y cuando hablo de ello no me refiero al presidente Nicolás Maduro, sino a organismos como la Sundee y el Seniat”.

Calificó la situación como una oportunidad y les pidió a los presentes tener en cuenta que debe existir corresponsabilidad entre el pueblo y el gobierno; “es una responsabilidad ciudadana, porque la guerra no es solo contra Nicolás Maduro sino contra todos y eso hay que entenderlo”.

Aumentan los precios pero no la Producción

El analista económico Luis Enrique Gavazut, explicó la curva del índice de precios y el índice del volumen de la producción nacional y aseguró que desde hace tres años no existe un control de precios en la realidad económica nacional, ya que “los productos regulados han sufrido una variación de precios de 14 mil por ciento entre los años 2012 y 2016”.

dscf6614

Manifestó que entre 1997 y 2011 mientras los precios crecieron mil 550 por ciento, el volumen de producción solo creció nueve por ciento, “es allí donde uno se da cuenta que algo muy grave ocurre y es que la industria se dedica solo a subir el precio de los bienes, ellos suben el precio y mantienen estancada la producción”.

Gavazut aseguró que la producción de alimentos está concentrada en dos o tres grandes corporaciones transnacionales, “incluso Alimentos Polar que uno pudiera pensar que es una empresa nacional, no lo es, pues sus principales accionistas son de Alemania y suiza”; asimismo afirmó que “la producción no aumenta porque no hay inversión por parte del sector privado y por supuesto el empleo tampoco aumenta”.

El desabastecimiento tiene causa política

“El desabastecimiento no tiene una causalidad económica, sino política y se ha usado como una estrategia de campaña que aunado al apoyo de los medios de comunicación social que lo respaldan como una mala gestión económica por parte del Estado”, indicó Gavazut. /EM

Fotos: Ángela Ramírez

Autor entrada: Prensa Alcaldía