“Somos pueblo en resistencia, Somos Guaicaipuro”

Alcalde Francisco Garces

Nuestro gran Guaicaipuro, insigne jefe guerrero de las tribus más aguerridas asentadas en Los Teques, fue protagonista de numerosas victorias en contra de los españoles que quisieron someter a los nativos en cuanto se hicieron descubrimientos minerales en la zona. Hablar de Guaicaipuro es hablar de valentía, bravura, fuerza, liderazgo y convicción por defender su tierra. Guaicaipuro gobernaba a los Indios Caracas y los Teques, él ejercía un control directo sobre seis (6) caseríos que estaban alrededor del cuartel general en Suruapo Suruapay, situado en lo que hoy conocemos como San José de los Altos, en nuestra querida parroquia productiva Cecilio Acosta.

Como líder de tribu, alzó su grito de guerra contra los españoles, quienes para entonces explotaban minas de oro en tierras de los Teques y otras tantas en el país. Guaicaipuro atacó y obligó a los conquistadores a abandonarlas; pero luego de innumerables batallas en el intento por apoderarse de nuestras tierras, el español Diego de Lozada ordenó su captura y muerte. Con lanza en mano luchó hasta el final y antes que humillarse ante los invasores, se quedó dentro de su choza, a la cual le prendieron fuego.

Un guerrero de tal estirpe, fue durante siglos olvidado y casi prohibido, en las escuelas se nos enseñaba que los indios eran ignorantes y salvajes y que los españoles habían llegado a estas tierras para descubrirnos y traer las cosas buenas. Fue en la Revolución Bolivariana que se destacó el papel clave y la importancia en nuestra historia de Guaicaipuro y de toda la larga lista de jefes de tribu como Baruta, Terapaima, Chacao, Naiguatá, entre otros, quienes dieron su vida por defender estas tierras. Incluso, en la IV República, nunca se consideró seriamente honrar a algún aborigen, existía una especie de Apartheid Criollo, donde se quiso crear una especie de “Panteon” para los aborigenes, pues no existía la posibilidad para la oligarquía de que un indio estuviera bajo el mismo techo de los blancos criollos.

Es por ello, que el Comandante Chávez ordena llevar los restos simbólicos de Guaicaipuro al Panteón Nacional el 8 de diciembre del 2001, para honrar su lucha y valentía contra el imperio español, algo inédito en la historia contemporánea de Venezuela, ya que quienes más tenían aceptación del pueblo para entrar al Panteón (Bolívar y Guaicaipuro) fueron quienes encontraron más obstáculos para entrar en aquella época donde la oligarquía gobernaba y la clase dominante decidía.

Como Alcalde del Municipio Guaicaipuro, me siento honrado de tener la responsabilidad de dirigir junto al pueblo de este municipio, las políticas transformadoras que lograrán alcanzar la mayor suma de felicidad de todos los que aquí habitamos y hacemos vida, ha sido y será una de mis mayores satisfacciones trabajar por poner en alto la tierra que vio luchar a nuestro Gran Guaicaipuro, tierra de guerreros, de luchadores y de revolucionarios.

“Yo me siento más indoamericano y afroamericano, que hispanoamericano, iberoamericano y latinoamericano” – Hugo Chávez.

Autor entrada: Francisco Garcés