Somos pueblo constituyente y soberano

Alcalde Francisco Garces

Asumir que somos un pueblo en permanente lucha, construcción y concreción de la suprema felicidad social nos lleva a vivir otro desencadenante histórico -esta vez más organizados, más politizados y más convencidos- para seguir profundizando las transformaciones sociales y los valores de justicia y paz.

Ante las amenazas de golpe y de intervenciones foráneas, estamos al frente como ese mismo pueblo que decidió tomar su poder originario para construir su propuesta política de libertad, soberanía, justicia, economía, cultura, comunidad y paz con el Comandante Hugo Chávez quien vislumbró que el proceso constituyente no ha terminado, expresándose así:

“Es importante insistir, insistir, recordar siempre que el proceso constituyente no ha terminado. No se trata de que pasó una asamblea constituyente y se aprobó una Constitución ¡No! el proceso constituyente es permanente, es como la Revolución permanente, es una revolución dentro de la Revolución y siempre hay que estar revisando la Constitución buscando, bueno hicimos una enmienda importante pero además de la Constitución, hay que revisar la Constitución para desarrollarla hasta sus últimas consecuencias porque todavía no la hemos desarrollado completamente”.

Contamos con una Carta Magna hermosa, fraguada desde las históricas luchas del pueblo para alcanzar los sueños de justicia social que aún no hemos logrado completamente, que da para mucho más, sobre todo para constitucionalizar las Misiones Sociales, las Comunas y los Consejos Comunales, y de esta manera acelerar la concreción del Estado Comunal planteado en todos los planes de desarrollo de la nación desde 1999.

Las venezolanas y los venezolanos desde que elegimos el camino de la Revolución Bolivariana adoptamos, en nuestro lenguaje las palabras “Poder constituyente”, no para impresionar con discursos sino para no desviarnos del camino que nos imponen los sures despiertos, alzados y empoderados. ¡Recordemos nuestras raíces bolivarianas, robinsonianas y zamoranas!

Revisemos estas reflexiones del filósofo italiano Toni Negri:

“El poder constituyente se presenta como extensión revolucionaria de la capacidad humana de construir la historia, como acto fundamental de innovación y por ende como procedimiento absoluto. El proceso movido por el poder constituyente no se detiene. No se trata de limitar el poder constituyente, sino de hacerlo ilimitado. El único concepto posible de constitución es el de revolución: poder constituyente, justamente, como procedimiento absoluto e ilimitado”

¡Debatamos en todos los espacios y con todos los sectores!

Autor entrada: Francisco Garcés